SENADORA ANNA KAPLAN NYork

La Senadora de Nueva York Anna Kaplan, ha presentado un Proyecto de ley para estudiar el impacto en la Salud y el Medio Ambiente de la exposición a las frecuencias inalámbricas de la tecnología 5G.

El Proyecto de Ley requiere al Ministerio de Salud y al Ministerio de Protección del Medio Ambiente de los EE.UU, en cooperación con la Oficina de Servicios Tecnológicos, a " ... estudiar y evaluar conjuntamente los impactos en la Salud y el Medio Ambiente de la implementación de la tecnología quinta generación (5G) y futuras generaciones de sistemas inalámbricos y sistemas de antena para distribuir pequeñas antenas celulares en el Estado de Nueva York ".

Varias iniciativas están actualmente en marcha, aunque no reciben la atención de los principales medios de comunicación. Por ejemplo, en New Hampshire, se plantea la pregunta: " ¿Por qué la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) ignora miles de estudios revisados ​​por Científicos, incluido el estudio de hace 16 años de 30 millones de dólares recientemente publicado por el programa de toxicología de los EE.UU. que muestra una amplia gama de daños en el ADN estadísticamente significativos, tumores cerebrales y cardíacos, infertilidad y muchos otros afectos?

¿Por qué más de 220 de los mejores Científicos del mundo han firmado una llamada de atención a la OMS y a las Naciones Unidas para proteger la salud pública de la radiación inalámbrica y no se ha hecho nada?

Es genial ver que tales iniciativas comiencen, porque como con cualquier tecnología nueva, solo puede beneficiar a todos si se realizan las pruebas de seguridad adecuadas. Por lo tanto, no debería existir resistencia a realizarlas con esta nueva tecnología. Con más motivo al encontrarnos ante una Pandemia mundial cuyo origen todavía es científicamente desconocido, son miles de Científicos, Médicos, Investigadores de todo el mundo y de reconocido prestigio que nos señalan un largo recorrido de investigación para determinar las causas relacionadas con el COVID-19, por ello más motivo para exigir investigar cualquier tecnología nueva que se pretenda implementar.

En Nigeria, por ejemplo, el gobierno no ha emitido ninguna licencia para desplegar la red 5G debido a las crecientes preocupaciones sobre las posibles implicaciones para la Salud. El Ministro de Comunicaciones y Economía Digital, Dr. Isa Ali Ibrahim, dijo que el gobierno siempre considerará el bienestar, la salud y la seguridad del público cuando considere el despliegue de tecnología, lo que sea. Este debería ser el enfoque de todos los gobiernos.

Eslovenia también ha reducido sus próximas instalaciones de 5G, según ha declarado recientemente el ministro Rudi Medved,

"Soy consciente de que no encontraremos una respuesta concluyente, porque no ha habido una a nivel mundial. La tecnología 5G no se ha establecido suficientemente en la práctica para que los estudios produzcan resultados en base a los cuales podríamos decir de manera concluyente que 5G es completamente inofensivo ”.

Dicho esto, dijo que 5G definitivamente era una tecnología del futuro y que sería inaceptable que Eslovenia siguiera siendo una "isla aislada" sin esta tecnología. Medved criticó la gestión de la Agencia de Redes y Servicios de Comunicación (AKOS) por no prestar suficiente atención al posible impacto en la salud del G5.

El informe de energía atómica de Namibia deja en claro que las actuales normas de "seguridad" no protegen a los ciudadanos de los efectos a largo plazo en la salud, y que las directrices que rigen su uso no garantizan una protección adecuada contra efectos de la exposición a largo plazo.

Confusión y más ciencia

Con el creciente número de teorías de conspiración que circulan con respecto a la tecnología 5G, es importante atenerse a los hechos, la ciencia y los médicos y científicos que instaron a las agencias reguladoras de Salud federales a actuar pruebas de seguridad apropiadas antes de implementar este tipo de tecnología y proporcionar evidencia de por qué esto debería hacerse. A pesar de esto, el despliegue de la tecnología 5G ya ha comenzado y esto no lo podemos permitir sin un profundo análisis de esta nueva tecnología, indicó la Senadora Kaplan.

Es bastante inquietante ver que varias publicaciones cuestionan el despliegue de la tecnología 5G cuando la idea de que esta tecnología puede representar un riesgo de amenaza para la Salud y al parecer es continuamente ridiculizada por los medios de comunicación.

Es bastante confuso, ¿por qué? Porque hay una gran cantidad de "ciencia de buena voluntad" que causa preocupación. Por ejemplo, un estudio publicado en agosto de 2019 en "Frontiers of Public Health" establece:

"En algunos países, incluido Estados Unidos, la evidencia científica de los peligros potenciales de las ondas electromagnéticas ha sido ampliamente rechazada. Los resultados con respecto a la carcinogenicidad, la esterilidad y el daño celular que ocurren a niveles de exposición diaria, dentro de los límites actuales, indican que los estándares de exposición existentes no protegen suficientemente la salud pública. La evidencia de carcinogenicidad sola, como la del estudio, debería ser suficiente para reconocer que los límites de exposición actuales son inadecuados".

La Senadora Anna Kaplan confirma que la nueva tecnología 5G se está implementando en varias ciudades densamente pobladas, aunque los potenciales impactos crónicos sobre la salud o el medio ambiente no se han evaluado y no se están monitorizando. La radiación de mayor frecuencia (longitud de onda más corta) asociada con 5G no penetra en el cuerpo tan profundamente como las frecuencias de las tecnologías más antiguas, aunque sus efectos pueden ser sistémicos.

El alcance y la magnitud de los posibles impactos de las tecnologías 5G no se han estudiado lo suficiente, aunque se han informado resultados biológicos significativos con la exposición a longitudes de onda milimétricas. Estos incluyen el estrés oxidativo y la alteración de la expresión génica, los efectos sobre la piel y los efectos sistémicos como la función inmune. Los estudios in vivo que muestran resonancia con los conductos de sudor humanos, la aceleración de la replicación bacteriana y viral a otros parámetros que indican la posibilidad de efectos biológicos nuevos o más comúnmente reconocidos a partir de este rango de frecuencia y enfatizar la necesidad de realizar una investigación antes de exponer a la población en general de forma continua.

Incluso el documento de información del Parlamento Europeo titulado " Efectos de las comunicaciones inalámbricas 5G en la salud humana", dice:

“Otra consideración es la necesidad de reunir a investigadores de diferentes disciplinas, particularmente medicina y física e ingeniería, para llevar a cabo una investigación más profunda sobre los efectos de la tecnología 5G. Las disposiciones actuales de la UE sobre exposición a señales inalámbricas, la recomendación del Consejo sobre limitar la exposición pública a Campos Electromagnéticos (0 Hz a 300 GHz), tienen ahora 20 años y, por lo tanto, no retienen agua por lo que no se debe ignorar las características técnicas específicas de 5G ”.

Está bastante claro que hay efectos biológicos, pero algunos estudios señalan que es imposible sacar conclusiones. Por ejemplo, un estudio publicado en " The International Journal of Environmental Health " titulado " Comunicación inalámbrica 5G y efectos sobre la salud: una revisión pragmática basada en estudios disponibles sobre las frecuencias de 6-100 GHz " enfatizó este punto;

“La mayoría de los estudios de exposición muestran respuestas biológicas. Sin embargo, esta observación no permite extraer conclusiones detalladas sobre los efectos biológicos y para la salud en el rango de frecuencia de 6-100 GHz. Los estudios son muy diferentes y el número total de estudios es sorprendentemente pequeño. Las reacciones ocurren tanto in vivo como in vitro y afectan a todos los parámetros biológicos estudiados".


 

MARTIN L PALL Doctor emérito de Bioquímica

En recientes declaraciones del Doctor Emérito de Bioquímica de la Universidad de Washington, D. Martin L. Pall, ha aseverado con rotundidad que las emisiones de 5G están estimulando la actual pandemia de coronavirus (COVID-19).

Por lo tanto, una medida urgente de salud consistiría en desconectar las antenas Transmisores 5G y más particularmente los relés de transmisión celular ubicados cerca de nuestros hogares, las escuelas, lugares de trabajo, lugares de culto y hospitales, ha declarado en su informe publicado en abril-2020 (ver Bibliografía)

La causa predominante de muerte relacionada con la epidemia de COVID-19 es la neumonía y cada una de los cinco efectos mencionados anteriormente juega, precisamente y con certeza, un papel en el desarrollo de neumonía. Por lo tanto, cada uno de estos efectos aumentará sustancialmente el porcentaje de muertes atribuidas a esta epidemia. Es bastante plausible que la radiación 5G aumenta significativamente el terreno de la epidemia pero También la tasa de mortalidad de las personas infectadas. Sería deseable relacionar todas estas convergencias con los resultados de Más investigación sobre los peligros y efectos de la exposición a 5G, ha declarado.


ASESORAMIENTO JURIDICO ESPECIALIZADO


 Bibliografía: 

 https://www.nysenate.gov/legislation/bills/2019/s7922

 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6701402/

https://portwashington-news.com/kaplan-proposes-5g-health-and-environmental-study/

Radiación 5G y pandemia COVID-19: ¿coincidencia o relación causal?

 https://www.nysenate.gov/senators/anna-m-kaplan/legislation

 https://www.5gcrisis.com/post/new-york-state-senator-introduces-bill-to-study-5g-health-risks

https://8a6b8cd0-359b-4b1b-b042-cdb0cdb8be26.filesusr.com/ugd/2cea04_aa2303d608e74c89a000aa7c32958db7.pdf

El senado del estado de Nueva York presenta legislación para estudiar el impacto en la salud de la tecnología 5G

http://thegreentimes.co.za/we-have-no-reason-to-believe-5g-is-safe/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7037840/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6976861/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6765906/