CONSEJO-ESTADO-AUTOCONSUMO-jpg

 

El Gobierno necesita el Dictamen del Consejo de Estado para poder publicar en el BOE su Real Decreto de Autoconsumo Eléctrico. Al lunes 27 no se ha entregado nada por parte de Industria.

La Constitución Española establece en su artículo 107 que el Consejo de Estado es el Supremo Órgano Consultivo del Gobierno. Una ley orgánica regulará su composición y competencia.

Por ello, la Ley Orgánica 3/1980, de 22 de abril, regula su funcionamiento y Ejerce la función consultiva con autonomía orgánica y funcional para garantizar su objetividad e independencia de acuerdo con la Constitución y las Leyes.

Entre sus funciones se encuentra la de emitir Dictámenes al Gobierno que, con independencia de ser estos Preceptivos, facultativos o excepcionalmente vinculantes, los dictámenes del Consejo son siempre determinantes de la resolución que deba adoptarse, en el sentido de que deben de tenerse en cuenta para adoptarla, es decir sirven para motivarla, y requieren motivación si el órgano de resolución se aparta de ellos.

Los dictámenes del Consejo, sean preceptivos o facultativos son, por lo general y salvo ley expresa en contrario, no vinculantes, es decir, no obligan al órgano consultante a seguir el criterio expresado en el dictamen. Pero hay algunos casos excepcionales en que la ley establece que son vinculantes, como ocurre en materia de revisión de oficio de actos nulos de pleno Derecho.

Ahora bien, "vinculante", en tales casos, no significa que la Administración haya de hacer lo que dice el dictamen, sino que éste es habilitante para ello, es decir, que el órgano consultante precisa del previo dictamen favorable del Consejo Consultivo para poder hacerlo. En concreto, como señaló el Consejo Consultivo en su Moción 1/1997, de 26 de febrero, aprobada en la Sesión 3/97 de la misma fecha, en estos casos excepcionales el dictamen es preceptivo, pero sólo es vinculante si es desfavorable (es decir, contrario a la revisión que la Administración pretende), por lo que se comporta como un requisito habilitante para el ejercicio de la potestad administrativa de revisión de oficio de actos nulos de pleno derecho.

Por lo tanto con lo anteriormente expuesto, sin ese Dictamen con independencia del rango que se determine, es fundamental para que el Gobierno pueda aprobar en el Consejo de Ministros la norma que pretende aprobar y posteriormente publicar en el BOE.

En palabras más concretas, el Gobierno tiene la obligación de remitir al Alto Órgano Consultivo el Proyecto de Real Decreto de Autoconsumo Eléctrico para continuar con el procedimiento, sin él estaría cometiendo un Fraude de Ley.

En su artículo 19 se indica que cuando en la orden de remisión de los expedientes se haga constar la urgencia del dictamen, el plazo máximo para su despacho será de quince días.

Por lo tanto es materialmente imposible que el Proyecto de Real Decreto sea aprobado en el Consejo de Ministros el próximo viernes 31 de julio.

Ahora bien, y basándome en casos reales, el contenido del Dictamen puede alterar la gramática de un Proyecto presentado, como es el caso del Real Decreto 235/2013 para la Certificación de la Eficiencia Energética de los Edificios, cuyo Dictamen número 95-2013 el Consejo de Estado condiciona al Gobierno la continuidad de su Proyecto presentado a condición de que sean revisados determinados conceptos y definiciones conforme a las Alegaciones presentadas por la Asociación que presido.

Por lo tanto me baso en una experiencia cierta y real, lo cual me permite concluir con una absoluta rotundidad de que este Proyecto de Real Decreto no puede ser aprobado en el próximo Consejo de Ministros del día 31, salvo que el Gobierno decida omitir este paso de obligado cumplimiento que, al no tratarse de un puro trámite, podría concluir en un Fraude de Ley lo cual, a título personal, no descarto.

 

 
Adrián Sánchez
Presidente ASECE
Representante Legal Comisión Promotora Auditoría Sector Eléctrico
   

 

 Únete a nuestras Denuncias en Bruselas,

entre tod@s cambiaremos el sistema energético de España ....... acceder

 HAZTE-MECENAS