COSTA RICA

El país caribeño inició la autorización de licencias para las instalaciones de tecnología 5G, pero han quedado suspendidas mientras no esté elaborada la fase de ‘pruebas de concepto’.

Según el Gerente de Transformación Tecnología, John Molina, el proceso de la tecnología 5G es el de la maduración. “Se deben desarrollar productos basados en la realidad inmersiva, la realidad virtual, la telemedicina y la robótica, por ejemplo. Esto implica conocer a fondo las necesidades de los nuevos servicios y aplicar una validación continua y sostenida con los usuarios”, comentó el experto en transformación tecnológica.

De acuerdo con Molina, el país se encuentra en la fase de pruebas de concepto, y se mantendrá igual durante este y el próximo año. Asimismo, indicó que la fecha de lanzamiento de esta tecnología se definirá según el avance de los procesos de despliegue y la realización de pruebas de concepto. “Es esencial considerar el escenario de emergencia sanitaria que vive el país y el mundo”, enfatizó.

Sobre las pruebas que tenían estipuladas antes de la liberación de la tecnología comercialmente, Molina señaló que a nivel mundial el modelo de implementación de 5G establece primero los centros de prueba o de operación, así como las pruebas de concepto con clientes.

“Nos encontramos en la etapa de planeación de pruebas y de ese laboratorio 5G, como todos los demás países. Una vez que se superen esas fases, se trabajaría en la comercial”, detalló el gerente de Transformación Tecnológica del ICE.

Mientras, el país caribeño continuará con su actual tecnología y no se esperan cambios hasta dentro de un par de años.

Desde el 2017 se está realizando un llamamiento internacional para detener la implantación de la red 5G en la Tierra y en el espacio. Este llamamiento está firmado por médicos y científicos de 220 países y territorios y tiene hasta el 3 de septiembre, 2020, 298.641 firmas. El llamamiento asegura que la red 5G conduce al aumento masivo de la exposición obligatoria a la radiación inalámbrica. Además, indica que la tecnología 5G es efectiva solo a corta distancia, por lo que se requerirá de muchas antenas nuevas, ubicadas cada 10 o 12 casas, lo que aumenta la exposición obligatoria.

Indican que el mayor estudio sobre los riesgos para la salud lo realizó el Programa Nacional de Toxicología (NTP) de EE.UU. Este detalla la incidencia de cáncer cerebral y cardíaco en animales expuestos a los campos electromagnéticos de los campos de radiofrecuencia.

El investigador Joel M. Moskowitz, director del Centro para la Salud Familiar y Comunitaria en la Facultad de Salud Pública en Berkeley, Universidad de California, asegura que hay más de 500 estudios sobre efectos biológicos y dañinos para la salud al exponerse a radiaciones de radiofrecuencias muy bajas.

Uno de los análisis citados en el llamamiento por Moskowitz es sobre la Apelación Científica Internacional de campos electromagnéticos. En este se destacan efectos dañinos en organismos vivientes a niveles que están por debajo de la mayor parte de los niveles de exposición permitidos a nivel internacional. Dichos efectos incluyen riesgo de cáncer, estrés celular, aumento de radicales libres dañinos, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales en el sistema reproductivo, déficit atencional, de memoria y de aprendizaje.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha planteado la posibilidad de que la exposición a campos magnéticos de frecuencia extremadamente baja, podría producir un incremento de la incidencia de cáncer en niños y otros efectos negativos en la salud.

Según señala, los indicios provienen principalmente de estudios epidemiológicos en zonas residenciales, que hacen hincapié en la asociación entre la exposición de niños a campos magnéticos y el aumento del riesgo a padecer leucemia.

Para evaluar este tipo de pruebas científicas, la OMS creó en 1996 el Proyecto Internacional CEM. Actualmente la organización asegura que, a través de sus investigaciones han encontrado que este tipo de frecuencias no producen ningún efecto perjudicial para la salud. Sin embargo, también reconoció que “aún hay lagunas de conocimiento que se deben abordar para poder mejorar las evaluaciones sobre los riesgos para la salud”.


 

Si deseas formar parte del colectivo ESPAÑA SIN 5G puedes registrarte pulsando sobre la imagen 

 SOMOS 55.000 FIRMANTES


Si quieres ser MECENAS y participar económicamente con el proyecto, puedes acceder pulsando sobre la imagen

BUSCAMOS MECENAS 5G


Plataforma Ciudadana para la Investigación Judicial del Sector Eléctrico


 

0
Shares

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que das tu consentimiento y aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies. .