Aristides Tsatsakis

Este artículo identifica los efectos adversos de la radiación no ionizante (en adelante denominada radiación inalámbrica) reportado en la principal literatura biomédica. 

Destaca que la mayoría de los experimentos de laboratorio realizados hasta la fecha no están diseñados para identificar los efectos adversos más graves que reflejan el funcionamiento operativo de la vida real y en su entorno, en el que operan los sistemas inalámbricos de radiación. Muchos experimentos no incluyen pulsos y modulación de la señal portadora. La gran mayoría no tiene en cuenta los efectos adversos sinérgicos de otros estímulos tóxicos. (Como químicos y biológicos) actuando en sintonía con la radiación inalámbrica. Este artículo también presenta las evidencias que la naciente tecnología de redes móviles 5G van a afectar no solo a la piel y a los ojos, como comúnmente se cree, sino que también tendrá efectos sistémicos adversos.

 

1. Introducción

Las comunicaciones inalámbricas se han expandido a nivel mundial en una tasa exponencial siendo la última versión integrada de redes móviles. La tecnología de cuarta generación [4G] y la próxima versión [llamada 5G-quinta generación] se encuentra todavía en la etapa inicial de implementación. Ni el 4G ni el 5G han sido probados en procedimientos de seguridad en escenarios creíbles de la vida real.

Es alarmante que muchos estudios realizados en entornos más benignos hayan mostrado efectos nocivos de esta radiación. El presente artículo resume los estudios médicos y biológicos que se han realizado hasta la fecha en relación con los efectos de la radiación inalámbrica, y muestra por qué estos estudios son deficientes en relación con la seguridad.

Sin embargo, incluso en ausencia de los componentes que faltan en la vida real, como los químicos tóxicos y las biotoxinas (que tienden a exacerbar los efectos adversos de la radiación inalámbrica), la escasa literatura muestra que hay muchas razones válidas para preocuparse por la pobreza de sus contenidos, siendo sus efectos adversos potenciales para la salud causados por la tecnología 4G y 5G. 

Los estudios sobre los efectos de la radiación inalámbrica en la salud son informes en la literatura que deben ser vistos como extremadamente conservador, sustancialmente bajo, estimando los impactos adversos de esta nueva tecnología.

 

2. Radiación inalámbrica / espectro electromagnético

Esta sección resume el espectro electromagnético y de aquellas partes del espectro electromagnético en el que se centrará este artículo. 

Los espectros electromagnéticos abarcan todo el tramo de electro radiación magnética, que incluye:

  • Radiación ionizante (rayos gamma, rayos X y ultravioleta extrema, incluyendo con longitudes de onda inferiores a -10-7 m y frecuencias altas de -3 × 10-15 Hz);
  • Radiación visible no ionizante (longitudes de onda de ∼4 × 10-7m a ∼7 × 10-7 m y frecuencias entre ∼2 × 1014 Hz y ∼7.7 × 1014Hz);
  • Radiación no ionizante no visible, ondas de radio de longitud de onda corta y microondas, con longitudes de onda entre ∼10-3my ∼105m y frecuencias entre ∼3 × 1011 a ∼3 × 103 Hz;
  • Longitudes de onda largas, que oscilan entre ∼105my ∼108m y frecuencias que oscilan entre 3 × 103 y 3 Hz.

¿Cómo se usan estas frecuencias en la práctica?

Las bajas frecuencias (3 Hz - 300 KHz) se utilizan para energía eléctrica así como transmisión de línea (60 Hz en los EE. UU.), así como marítima y subnavegación marina y comunicaciones.

Se utilizan frecuencias medias (300 KHz – 900 MHz) para AM / FM / TV

así como transmisiones en América del Norte.

Se utilizan frecuencias de microondas más bajas (900 MHz - 5 GHz) para comunicaciones tales como dispositivos de microondas para comunicaciones, radio, astronomía, teléfonos móviles y/o celulares y LAN inalámbricas.

Se utilizan frecuencias de microondas más altas (5 GHz - 300 GHz) para el radar y propuesto para WiFi por microondas, y se utilizará para alto rendimiento de actuación en tecnología 5G.

Las frecuencias de Terahercios (300 GHz - 3000 GHz) se utilizan cada vez más para obtener imágenes para complementar las radiografías en algunos aspectos médicos y de seguridad, así como aplicaciones de escaneo (Kostoff y Lau, 2017 ).

En el presente estudio de los efectos de la radiación inalámbrica sobre la salud, la frecuencia en el espectro de frecuencias que varía de 3 Hz a 300 GHz está cubierto, con paréntesis especial en el componente de comunicaciones de alta frecuencia que van desde ∼1 GHz a ∼300 GHz. ¿Por qué en esta parte del espectro? ¿Está seleccionado para un objetivo concreto? 

Revisiones previas de los efectos de la radiación inalámbrica sobre la salud, encontramos que los campos electromagnéticos pulsados ​​(PEMF) aplicados durante cortos períodos de tiempo, a veces podrían usarse con fines terapéuticos, mientras que la exposición crónica y permanente a campos electromagnéticos (EMF) en fuerza de rango de frecuencia (∼60 Hz) y rango de frecuencia de microondas (∼1 GHz-decenas de GHz) tienden a provocar efectos perjudiciales para la salud (Kostoff y Lau, 2013 , 2017). 

Dadas las preocupaciones actuales sobre la rápida expansión de los sistemas de comunicaciones de la Tecnología 5G (también conocido como banda alta) en ausencia de un adecuado y riguroso estudio con pruebas de seguridad, se hará más hincapié en frecuencias de comunicaciones en este documento.

 

3. Exposiciones modernas de radiación inalámbrica

En la antigüedad, la luz solar y sus reflejos lunares proporcionaban la mayor parte del espectro visible para los seres humanos (con fuego un segundo distante y relámpago un tercio más distante). Ahora, muchas variedades de luz artificial (diodos incandescentes, fluorescentes y emisores de luz) han reemplazado al sol como el principal proveedor de radiación visible durante las horas de vigilia.

Además, las radiaciones EMF de otras partes de la no ionizante se han vuelto omnipresentes en la vida cotidiana de las Sociedades, como a partir de la informática inalámbrica y telecomunicaciones. En las últimas dos décadas, el crecimiento explosivo en la industria de la telefonía celular colocó en muchas residencias en áreas metropolitanas a menos de una milla de una torre de telefonía celular. La implementación futura de la próxima generación de dispositivos móviles, es decir la tecnología de red en ciudades (Smart citys) 5G, aumentará las densidades de las torres celulares en un orden de magnitud desproporcionado. Se han planteado problemas de salud sobre la conexión inalámbrica, radiación de dispositivos de comunicación móvil, ocupación de exposición residencial, redes inalámbricas en hogares, empresas y escuelas, radar automotriz y otros no ionizantes como fuentes de radiación EMF, como 'Contadores Inteligentes' de electricidad o también el llamado 'Internet de las Cosas'.

 

4. Efectos biológicos y de salud demostrados en anteriores generaciones de tecnología de red inalámbrica

Se han realizado dos tipos principales de estudios para determinar los efectos biológicos y para la salud de la radiación inalámbrica: laboratorio y epidemiología.

Las pruebas de laboratorio realizadas proporcionaron los mejores resultados científicos en la comprensión de los efectos de la radiación inalámbrica, pero no reflejó el entorno de la vida real en el que operan los sistemas inalámbricos de radiación (ej. postura a químicos tóxicos, biotoxinas, otras formas de radiación tóxica, etc.)

Hay tres razones principales por las que las pruebas de laboratorio no lograron reflejar condiciones de exposición de la vida para los seres humanos. Primero, las pruebas de laboratorio se han realizado principalmente en animales, especialmente ratas y ratones. Debido a las diferencias fisiológicas entre pequeños animales y seres humanos, ha habido preocupaciones continuas sobre la extrapolación de resultados de animales pequeños a seres humanos. Adicionalmente, mientras que las sustancias inhaladas o ingeridas se pueden escalar del laboratorio experimentos con animales pequeños para seres humanos relativamente sencillos así con el debido cuidado, la radiación puede ser más problemática. Para radiaciones no ionizantes, la profundidad de penetración es una función de la frecuencia, el tejido y otros parámetros. La radiación podría penetrar mucho más profundamente en un animal pequeño pues la radiación interior de longitud de onda similar en humanos, debido a la tamaño animal mucho más pequeño, serían diferentes órganos y tejidos afectados, con diferentes niveles de densidad de potencia.

En segundo lugar, la señal EMF entrante típica es, para muchos técnicos así como la mayoría de los laboratorios, las pruebas realizadas en el pasado consistieron en frecuencia de onda portadora única; la señal superpuesta de baja frecuencia que contiene la información no siempre fue incluida. 

Esta omisión puede ser importante. Según Panagopoulos declara: “Es importante tener en cuenta que, excepto por la Radiofrecuencia portadora de microondas, así como frecuencias extremadamente bajas – ELFs (0–3000 Hz) siempre están presentes en todos los EMF de telecomunicaciones en forma de pulso y modulación. Hay cierta evidencia significativa al señalar que los efectos de los CEM de telecomunicaciones en los organismos vivos son los mismos y eso se deben principalmente a los ELF incluidos... Mientras que el 50% de los estudios de empleo de exposiciones simuladas no encuentra ningún efecto, según estudios en exposiciones de la vida real doméstica, desde dispositivos disponibles comercialmente así como una consistencia de casi el 100% en mostrar efectos adversos al ser humano" (Panagopoulos, 2019) Estos efectos pueden exacerbarse aún más con la Tecnologia 5G: "con cada nueva generación de dispositivos de telecomunicaciones, mayor cantidad de información transmitida en cada momento, por lo que esta se incrementa, obteniendo resultados en mayor variabilidad y complejidad de las señales con células de organismos vivos aún más incapaces de adaptarse "(Panogopoulos, 2019).

Tercero, estos experimentos de laboratorio típicamente involucraban un factor estresante {RN Kostoff, y col. Toxicology Letters 323 (2020) 35–40-36} Por lo que esta Contradice las exposiciones de la vida real, donde los humanos están expuestos a múltiples estímulos tóxicos, en paralelo o en el tiempo ( Tsatsakis et al., 2016, 2017; Docea et al., 2019a ). Quizás el cinco por ciento de los casos reportados en la literatura científica ‘oficial’ sobre radiación inalámbrica, un segundo factor estresante (principalmente biológico o estímulo tóxico químico) se agregó al estresor de radiación inalámbrico, para determinar si es aditivo, sinérgico, potente o antagonista, los efectos fueron generados por la combinación (Kostoff y Lau, 2013, 2017 ; Juutilainen, 2008; Juutilainen et al., 2006)

Estos experimentos combinados son extremadamente importantes porque, cuando otros estímulos tóxicos se consideran combinados entre sí o con radiación inalámbrica, las sinergias tienden a mejorar lo adverso efectos de cada estímulo de forma aislada. Esto se demostró en varios estudios, que evaluaron los efectos acumulativos de la exposición crónica a dosis bajas de xenobióticos en combinación.

Para aquellas combinaciones que incluyen menos radiación, exposición combinada a estímulos tóxicos y radiación inalámbrica ción se traduce en niveles de tolerancia mucho más bajos para cada sustancia tóxica menor en la combinación relativa a sus niveles de exposición que producen efectos adversos en aislamiento. En consecuencia, los límites de exposición con menor radiación cuando se examina en combinación con otros potencialmente adversos, generan unos estímulos tóxicos los cuales serían mucho más bajos por razones de seguridad que los derivados de exposiciones inalámbricas a la radiación de forma aislada.

Por lo tanto, casi todos los experimentos de laboratorio de radiación inalámbrica que se han realizado hasta la fecha son defectuosos y limitados con respecto a lo comprobado y mostrando el impacto adverso total de la radiación inalámbrica que sería esperado en condiciones de la vida real. 

La mayoría de los estudios de efectos contra la salud humana de radiación inalámbrica reportados, tienden para amplificar esta subestimación sustancialmente. Por lo tanto, los resultados informados

en la literatura biomédica se debe ver como extremadamente servativo y muy bajo peso de la gravedad de lo adverso por sus efectos de la radiación inalámbrica.

En contraste con los ambientes inalterados y puros que caracterizan los experimentos de laboratorio sobre animales con radiación inalámbrica, estos concluyen en estudios epidemiológicos neutros realizados hasta la fecha, típicamente involucrados en seres humanos que habían sido sometidos a innumerables [conocidos y desconocidos] estresores antes (y durante) el estudio. 

La exposición humana en la vida real a niveles de estudio de torres de antenas celulares mostraron una mayor incidencia de cáncer, pues fueron en órdenes de magnitud menor que los niveles de exposición generados en el reciente Programa nacional de toxicología (Melnick, 2019 ). Creemos pues que la inclusión de efectos del mundo real en los estudios de la torre celular explicado el orden de magnitud disminuye el nivel de exposición que se asociaron con una mayor incidencia de cáncer. 

El laboratorio garantizó que las pruebas se realizaron bajo condiciones controladas que no reflejan la realidad de la vida doméstica, mientras que los estudios epidemiológicos se realizaron en presencia de muchos factores estresantes, conocidos y desconocidos, que reflejan la vida real. Los niveles de exposición a estímulos tóxicos de los estudios epidemiológicos fueron, en su mayor parte, sin control científico.

Una vasta literatura publicada en los últimos sesenta años muestran resultados adversos a los efectos de la radiación inalámbrica aplicada de forma aislada o como parte de una combinación con otros estímulos tóxicos. Extensas revisiones de la tecnología inalámbrica se han publicado resultando efectos biológicos y de salud inducidos por la radiación. ( Kostoff y Lau, 2013, 2017; Belpomme et al., 2018; Desai et al., 2009; Di Ciaula, 2018; Doyon y Johansson, 2017; Havas, 2017 ; Kaplan et al., 2016; Lerchl etal., 2015 ; Levitt y Lai, 2010 ; Miller et al., 2019; Pall, 2016, 2018; Panagopoulos, 2019; Panagopoulos et al., 2015; Russell, 2018 ; Sage and Burgio, 2018 ; van Rongen et al., 2009; Yakymenko et al., 2016; Bioinitiative, 2012 ). 

En conjunto, para el alto nivel de frecuencia (radiofrecuencia-RF) así como parte del espectro, estas revisiones muestran que la radiación de RF por debajo de las pautas de la FCC puede dar como resultado:

  • carcinogenicidad (tumores cerebrales / glioma, cáncer de mama, neutrones acústicos, leucemia, tumores de la glándula parótida)
  • genotoxicidad (daño del ADN, inhibición de la reparación del ADN, cromatina estructura)
  • mutagenicidad, teratogenicidad
  • enfermedades neurodegenerativas (enfermedad de Alzheimer, amiotrófica Esclerosis lateral),
  • problemas neuroconductuales, autismo, problemas reproductivos, embarazo Resultados de nancy, especies de oxígeno reactivo excesivo / estrés oxidativo, inflamación, apoptosis, disrupción de la barrera hematoencefálica, pineal producción de glándulas / melatonina, trastornos del sueño, dolor de cabeza, irritación capacidad, fatiga, dificultades de concentración, depresión, mareos, tinnitus, ardor y piel enrojecida, trastornos digestivos, temblor, irregularidades cardíacas
  • Impactos adversos en el sistema neural, circulatorio, inmune, endocrino y sistemas esqueléticos

Desde esta perspectiva, la Radio Frecuencia (RF) es una causa muy generalizada de enfermedad

La respuesta de la industria ha sido que ningún mecanismo podría explicar la acción biológica de los campos Electro Magnéticos no térmicos y no ionizantes. Sin embargo, informes de perturbaciones claras de sistemas biológicos a niveles cercanos o incluso por debajo de 1000 μW / m² (Bioinitiative, 2019) se explicaron por turbaciones en transferencias de electrones y protones que apoyan la producción de ATP en mitocondrias ( Sanders et al., 1980; 1985 ) expuesto a RF o ELF señales (Li y Heroux, 2014)

Para obtener otra perspectiva sobre el espectro completo de efectos adversos de radiación inalámbrica, se ejecutó una consulta en Medline para recuperar registros representativos asociados con efectos adversos de EMF (principalmente, pero no solo, RF). Se recuperaron más de 5400 registros, y los principales encabezados de temas médicos extraídos. Las categorías de adversos así como los impactos de ambos enfoques coinciden bastante bien. La salud adversa y los efectos van desde una mirada de sentimientos de incomodidad hasta una amenaza para la vida por enfermedades.

 

5. ¿Qué tipos de efectos biológicos y para la salud pueden esperarse de la tecnología de red inalámbrica 5G?

Los posibles efectos adversos de la Tecnología 5G derivan de la naturaleza intrínseca de la radiación y su interacción con tejidos y estructuras finales del 4G. La tecnología de red se asoció principalmente con frecuencias portadoras en el rango de ∼1-2.5GHz (teléfonos celulares, WiFi). La longitud de onda de La radiación de 1 GHz es de 30 cm, y la profundidad de penetración en el tejido humano es de pocos centímetros En su modo de mayor rendimiento (banda alta). La tecnología de red se asocia principalmente con frecuencias portadoras en menos un orden de magnitud mayor que las frecuencias 4G, aunque como se indicó anteriormente, “los ELF (0–3000 Hz) siempre están presentes en todos los sistemas de comunicación EMF en forma de pulsos y modulación ”.

Profundidades de penetración para el componente de frecuencia portadora de banda alta de la radiación inalámbrica 5G será del orden de unos pocos milímetros. (Alekseev et al., 2008a, b) En estas longitudes de onda, uno puede esperar fenómenos de estructuras humanas a pequeña escala (Betzalel y col. 2018) Además, simulaciones numéricas de radiaciones de onda milimétrica de resonancias con insectos mostraron un aumento general en la RF absorbida con potencia a 6 GHz y superior, en comparación con la potencia de RF absorbida por debajo de 6 GHz. Un cambio del 10% de la densidad de potencia incidente se predijo que las frecuencias superiores a 6 GHz conducirían a un aumento en la absorción potencia entre 3– 370% (Thielens et al., 2018)

La "sabiduría" común presentada en la literatura y los medios es que,

Si hay impactos adversos resultantes de la banda alta 5G, el principal

De los impactos se centrarán en fenómenos cercanos a la superficie, como la piel, cáncer, cataratas y otras afecciones de la piel. Sin embargo, hay evidencia que las respuestas biológicas a la irradiación de ondas milimétricas pueden iniciarse dentro de la piel, y la señalización sistémica posterior en la piel puede dar lugar a efectos fisiológicos en el sistema nervioso, el corazón y el sistema inmunológico (Russell, 2018)

Además, hay que considerar la siguiente referencia ( Zalyubovskaya, 1977). Esta es una de las muchas traducciones de artículos producidos en la Antigua Unión Soviética sobre radiación inalámbrica (también, ver reseñas de Soviet investigación sobre este tema por McRee (1979 , 1980 ), Kositsky et al. (2001), y Glaser y Dodge (1976)

El artículo de Zalyubovskaya aborda los efectos biológicos de las ondas de radio milimétricas. Este realizó experimentos utilizando flujos de potencia de 10.000.000 μW/Mt² (la guía de la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones) tiene como límite de línea para el público en general hoy en los EE. UU.) y frecuencias en el orden de 60 GHz.

No solo la piel se vio afectada negativamente, sino también el corazón, el hígado, los riñones, el tejido del bazo, así como la  sangre y médula ósea, Estos resultados refuerzan la conclusión de Russel (citado anteriormente quien indicaba que los resultados sistémicos pueden ocurrir a partir de radiaciones de onda milimétrica para volver a enfatizar, sobre los experimentos de Zalyubovskaya, que el entrante de la señal era frecuencia portadora no modulada solamente, y el experimento fue solo estresor. Por lo tanto, los resultados esperados del mundo real (cuando los seres humanos se ven afectados, las señales son pulsadas y moduladas, y hay exposición a muchos estímulos tóxicos) sería mucho más grave y se iniciaría con una radiación inalámbrica más baja (quizás mucho más baja)

El artículo de Zalyubovskaya fue concluido en 1977. El referenciado de la versión fue clasificada en 1978 por las autoridades estadounidenses y desclasificada en el año 2012. ¿Qué preocupaciones de seguridad nacional tuvieron que causar, como para ser clasificado durante 35 años? 

Otros documentos sobre este tema con hallazgos similares fueron publicados en la URSS y en los EE. UU., pues hasta en ese momento, nunca vieron la luz. Por eso precisamente parece que los efectos potencialmente dañinos de la onda milimétrica y la dilación en la piel (y otros sistemas importantes en el cuerpo) han sido reconocidos durante más de cuarenta años, sin embargo, el discurso de hoy solo gira en torno a la posibilidad de efectos potenciales modestos en la piel y cataratas de radiación inalámbrica de ondas milimétricas.

 

6. ¿Cuál es el consenso sobre los efectos adversos de la tecnología inalámbrica? ¿la radiación?

No todos los estudios de radiación inalámbrica han mostrado efectos adversos. Por ejemplo, considere los posibles efectos genotóxicos de la radiación de los teléfonos móviles. Un estudio que investiga "el efecto del uso de teléfonos móviles en genómica inestabilidad de las células de la mucosa de la cavidad oral humana concluyó que el uso del teléfono no condujo a una frecuencia significativamente mayor de micronúcleos "(Hintzsche y Stopper, 2010)

Por el contrario, un estudio de 2017 investigó las preparaciones de células bucales para inestabilidad genómica, y encontró "La frecuencia de micronúcleos (13.66x), yemas nucleares (2.57x), basales (1.34x), cariorrecticas (1.26x), cariolíticas (2.44x), las células de la cromatina picnótica (1.77x) y la condensada (2.08x) fueron en aumento significativamente (p = 0.000) en usuarios de teléfonos móviles " ( Gandhi et al., 2017 ). Además, un estudio de 2017 para determinar el "efecto de la célula radiaciones emitidas por el teléfono en las estructuras orofaciales "concluyeron que "La radiación emitida por el teléfono celular causa anormalidades nucleares de la vía oral células mucosas ”(Mishra et al., 2017 ). Además, un estudio de 2016 para "explorar Los efectos de la radiación del teléfono móvil en la frecuencia de MN en oral células mucosas "concluyó" El número de células micronucleadas / 1000 Se descubrió que las células de la mucosa bucal exfoliadas aumentaron significativamente en el grupo de usuarios de teléfonos móviles altos que los usuarios de teléfonos móviles bajos grupo ”(Banerjee et al., 2016) Finalmente, un estudio dirigido a investigar Los efectos sobre la salud de la exposición WiFi concluyeron "exposición a largo plazo a El WiFi puede provocar efectos adversos, como enfermedades neurodegenerativas como observado por una alteración significativa en la expresión del gen AChE y algunos parámetros neuroconductuales asociado con daño cerebral” (Obajuluwa et al., 2017)

Hay muchas razones posibles para explicar esta falta de consenso;

1) Puede haber 'ventanas' en el espacio de parámetros donde los efectos adversos ocurriría, y la operación fuera de estas ventanas mostraría a) ningún efecto realizado o b) efectos horméticos o c) efectos terapéuticos. 

Por ejemplo, si el contenido de información de la señal es un gran contribuyente a los efectos adversos, entonces los efectos sobre la salud (Panagopoulus, 2019) que involucran solo las frecuencias portadoras pueden estar fuera de la ventana donde se producen efectos de salud en verso alternativo, en este ejemplo específico, la señal de portadora y la señal de información podrían verse como combinación de estímulos potencialmente tóxicos, donde los efectos adversos de cada componente está habilitado debido a los efectos sinérgicos de la combinación.

Como otro ejemplo, un impacto adverso sobre la salud en una cepa de roedores se mostró para una combinación de 50 Hz EMF y DMBA, mientras que no se mostró un impacto adverso en la salud en otra cepa de roedores para la misma combinación de estímulos tóxicos (Fedrowitz et al., 2004) . De un orden superior con perspectiva de combinación, si las anormalidades genéticas son vistas conceptualmente como potencialmente equivalente a un estímulo tóxico para propósitos de combinación, luego una combinación sinérgica de tres constituyentes de 50Hz EMF, DMBA y genética fueron necesarios para producir efectos adversos de impactos en la salud humana en el experimento anterior. Si estos resultados se pueden extrapolar a través de especies, entonces los seres humanos podrían exhibir diferentes respuestas a los mismos estímulos electromagnéticos en función de sus predisposiciones genéticas únicas. (Caccamo et al., 2013; De Luca et al., 2014)

1) La calidad de la investigación podría ser deficiente y los efectos adversos fueron excesivos.

2) El equipo de investigación podría haber tenido una agenda preconcebida, donde no se encuentran efectos adversos de la radiación inalámbrica. Por ejemplo, los estudios han demostrado que los fondos financiados por la industria de las telecomunicaciones para la investigación de los efectos adversos para la salud de la radiación inalámbrica es mucho más probable que no muestre ningún efecto que la financiación de fuentes no industriales (Huss et al., 2007; Slesin, 2006 ; Carpenter 2019). 

Estudios en disciplinas distintas a la radiación inalámbrica han demostrado que, para productos de alta sensibilidad militar, comercial y política, los 'investigadores' contratan organizaciones para publicar artículos que entren en conflicto con ciencia creíble y, por lo tanto, crear dudas sobre si el producto de interés es perjudicial (Michaels, 2008; Oreskes y Conway, 2011 ). 

Desafortunadamente, dada la fuerte dependencia de los civiles y economías militares en radiación inalámbrica, los incentivos para identificar los efectos adversos para la salud de la radiación inalámbrica son mínimos y los desincentivos son muchos. Estos incentivos perversos no se aplican solo a los patrocinadores de investigación y desarrollo, pero también a los artistas intérpretes o ejecutantes. Incluso el estándar de oro para la credibilidad de la investigación: recuperación independiente la aplicación de los resultados de la investigación es cuestionable en términos políticos

Pues son áreas sensibles desde el punto de vista comercial y militar como la seguridad de la radiación inalámbrica, con objetivos de implementación acelerada en la mayoría de la radiación inalámbrica. Los patrocinadores de investigación (gobierno e industria) están alineados. Los evaluadores altamente objetivos que tienen conflictos mínimos de Test desempeña un papel central para garantizar que las normas de seguridad rigurosas para los sistemas de radiación inalámbrica se cumplen antes de que se implemente la implementación a gran escala y permitida.

 

7. Conclusiones 

La radiación inalámbrica ofrece la promesa de una mejor recepción remota, comunicaciones mejoradas y transferencia de datos, así como una conectividad casi perfecta. Desafortunadamente, hay una gran cantidad de datos de laboratorio y estudios epidemiológicos que muestran que las generaciones anteriores y actuales de tecnología de red inalámbrica tienen efectos adversos significativos de impactos en la salud. Gran parte de estos datos se obtuvieron parcialmente bajo condiciones de la vida real. Cuando se agregan consideraciones de la vida real, como A) incluyendo el contenido de información de las señales junto con B) el operador frecuencias, y C) incluyendo otros estímulos tóxicos en combinación con la radiación inalámbrica, los efectos adversos asociados con esta se incrementan sustancialmente.

Sobre-exposición de radiación 5G en un entorno de radiación inalámbrica tóxica ya instalada exacerbará los efectos adversos para la salud que ya se muestran como reales. Mucho más investigación y pruebas de los posibles efectos de salud 5G en condiciones de la vida real se requiere antes de que se pueda justificar un mayor despliegue.

imagen efectos emf


 

Bibliografía científica: 

Alekseev, SI, Radzievsky, AA, Logani, MK, Ziskin, MC, 2008a. Onda milimétrica dosimetría de la piel humana. Bioelectromagnetics 29 (enero (1)), 65–70. https: // doi.org / 10.1002 / bem.20363 .

Alekseev, SI, Gordiienko, OV, Ziskin, MC, 2008b. Reflexión y profundidad de penetración de

ondas milimétricas en piel murina. Bioelectromagnetics 29 (julio (5)), 340–344. https://doi.org/10.1002/bem.20401.Banerjee, S., Singh, NN, Sreedhar, G., Mukherjee, S., 2016. Análisis del genotóxico. efectos de la radiación de los teléfonos móviles mediante el ensayo de micronúcleos bucales: una comparación evaluación. J. Clin. Diagn. Res. 10 (3) ZC82-ZC5 .

Belpomme, D., Hardell, L., Belyaev, I., Burgio, E., Carpenter, DO, 2018. Térmica y efectos no térmicos para la salud de la radiación no ionizante de baja intensidad: un internacional perspectiva. Reinar. Pollut 242, 643–658 . Betzalel, N., Ben Ishai, P., Feldmann, Y., 2018. La piel humana como receptor sub-THz - ¿5G representa un peligro para él o no? Reinar. Res. 163, 208-216 .

Grupo de trabajo de BioInitiative, Cindy Sage, David O. Carpenter, Informe de BioInitiative: Justificación de los estándares biológicos de exposición pública para electromagnética Radiación en 2012; www.bioinitiative.org 31 de diciembre de 2012, última actualización 2019.

Caccamo, D., Cesareo, E., Mariani, S., Raskovic, D., Lentile, R., Currò, M., Korkina, L., De Luca, C., 2013. Variantes génicas relacionadas con el sensor xenobiótico y el metabolismo en enfermedades relacionadas con la sensibilidad ambiental: una encuesta sobre la población italiana. Oxidomedicina. Célula. Longev. 2013 https://doi.org/10.1155/2013/831969. ID del artículo 831969 .

Carpenter, DO, 2019. Campos electromagnéticos de muy baja frecuencia y cáncer: cómo fuente de financiación afecta los resultados. Reinar. Res. 178, 108688. https://doi.org/10.1016 / j.envres.2019.108688.

De Luca, C., Thai, JC, Raskovic, D., Cesareo, E., Caccamo, D., Trukhanov, A., Korkina, L.,2014. Cribado metabólico y genético de sujetos hipersensibles electromagnéticos como Herramienta factible para el diagnóstico y la intervención. Mediadores Inflamm. 2014, 924184. https://doi.org/10.1155/2014/924184. Epub 2014 9 de abril .

Desai, NR, Kesari, KK, Agarwal, A., 2009. Fisiopatología de la radiación de los teléfonos celulares: estrés oxidativo y carcinogénesis con enfoque en el sistema reproductor masculino. Reprod. Biol. Endocrinol 7 .

Di Ciaula, A., 2018. Hacia los sistemas de comunicación 5G: ¿hay implicaciones para la salud? En t. J. Hyg. Reinar. Salud 221 (3), 367–375 .

Docea, AO, Gofita, E., Goumenou, M., Calina, D., Rogoveanu, O., Varut, M., Olaru, C., Kerasioti, E., Fountoucidou, P., Taitzoglou, I., Zlatian, O., Rakitskii, VN, Hernández, AF, Kouretas, D., Tsatsakis, A., 2018. Seis meses de exposición a una mezcla de la vida real de 13 químicos 'debajo de los NOAEL individuales inducidos no monotónicos dependientes del sexo cambios en el estado bioquímico y redox en ratas. Food Chem. Toxicol 115, 470–481 doi: 10.1016 / j.fct.2018.03.052.

Docea, AO, Calina, D., Goumenou, M., Neagu, M., Gofita, Tsatsakis, A., 2019a. Estudiar diseño para la determinación de toxicidad de exposición a dosis bajas a largo plazo a compuestos mezclas plex de pesticidas, aditivos alimentarios y productos de estilo de vida. Toxicol Letón.258  https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2016.06.1666. S179-S179 .

Docea, AO, Goumenou, M., Calina, D., Arsene, AL, Dragoi, CM, Gofita, E., Pisoschi, CG, Zlatian, O., Stivaktakis, PD, Nikolouzakis, TK, Kalogeraki, A., Izotov, BN, Galateanu, B., Hudita, A., Calabrese, EJ, Tsatsakis, A., 2019b. Adverso y hormético efectos en ratas expuestas durante 12 meses a una dosis baja de 13 productos químicos: parte RLRS III. Toxicol Letón. 310, 70-

 https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2019b.04.005 .

Doyon, PR, Johansson, O., 2017. Los campos electromagnéticos pueden actuar a través de la calcineurina inhibición para suprimir la inmunidad, aumentando así el riesgo de infección oportunista: mecanismos de acción concebibles. Medicina. Hipótesis 106, 71–87 .

Fedrowitz, M., Kamino, K., Loscher, W., 2004. Diferencias significativas en los efectos de exposición al campo magnético en 7,12-dimetilbenz (a) mamario inducido por antraceno carcinogénesis en dos substrains de ratas Sprague-Dawley. Cancer Res. 64 (1) 243-251 .

Fountoucidou, P., Veskoukis, AS, Kerasioti, E., Docea, AO, Taitzoglou, IA, Liesivuori, J., Tsatsakis, A., 2019. Kouretas DA mezcla de xenobióticos encontrados habitualmente induce adaptaciones redox y perturbaciones en sangre y tejidos de ratas después de un régimen de exposición a dosis bajas a largo plazo: el tiempo y la cuestión de la dosis. Toxicol Letón. 317,24-44. 

 https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2019.09.015 .

Gandhi, G., Singh, P., Kaur, G., 2017. Perspectivas revisitadas: el ensayo de citoma bucal en usuarios de telefonía móvil. En t. J. Hum. Gineta. 15 (4), 173-182.

Glaser, R., Dodge, CH, 1976. Aspectos biomédicos de la radiación de radiofrecuencia: una revisión de referencias soviéticas, de Europa del Este y occidentales seleccionadas. Papeles seleccionados de la Reunión Anual de USNC / URSI (Boulder, CO. 1975). Publicación HEW (FDA) 77-8010 / 8011, págs. 2–34 dic.

Havas, M., 2017. Cuando la teoría y la observación chocan: ¿puede la radiación no ionizante causar ¿cáncer? Reinar. Pollut 221, 501–505.

Hintzsche, H., Stopper, H., 2010. Frecuencia de micronúcleos en células de la mucosa bucal de mo-usuarios de teléfonos biliares. Toxicol Letón. 193 (1), 124–130.

Huss, A., Egger, M., Hug, K., Huwiler-Müntener, K., Röösli, M., 2007. Fuente de financiación y resultados de estudios sobre los efectos del uso de teléfonos móviles en la salud: revisión sistemática de Estudios experimentales. Reinar. Perspectiva de salud. 115 (1), 1–4.

Juutilainen, J., 2008. ¿Los campos electromagnéticos potencian los efectos del medio ambiente? carcinógenos? Radiat. Prot. Dosimetría 132 (2), 228–231 .

Juutilainen, J., Kumlin, T., Naarala, J., 2006. Realice campos magnéticos de muy baja frecuencia mejorar los efectos de los carcinógenos ambientales? Un metaanálisis de experimental estudios. En t. J. Radiat. Biol. 82 (1), 1–12 .

Kaplan, S., Deniz, OG, Onger, ME, Turkmen, AP, Yurt, KK, Aydin, I., et al., 2016. Campo electromagnético y desarrollo cerebral. J. Chem. Neuroanat 75, 52-61 .

Kositsky, NN, Nizhelska, AI, Ponezh, GV, 2001. Influencia del electro de alta frecuencia radiación magnética a intensidades no térmicas en el cuerpo humano (una revisión del trabajo por investigadores rusos y ucranianos). No hay lugar para esconderse- Newsletter of the Cellular

Phone Taskforce Inc. 3 (Suplemento (1)).

Kostoff, RN, 2019. Efectos adversos de la radiación inalámbrica. PDF  http://hdl.handle.net/ 1853/61946.

Kostoff, RN, Lau, CGY, 2013. Efectos biológicos y de salud combinados de electrocampos magnéticos y otros agentes en la literatura publicada. Technol. Pronóstico. Soc.

Cambio 80 (7), 1331–1349.

Kostoff, RN, Lau, CGY, 2017. Efectos modificados sobre la salud del electromagnético no ionizante radiación combinada con otros agentes reportados en la literatura biomédica. En:

Geddes, CD (Ed.), Efectos de microondas en el ADN y las proteínas. Springer International Publishing

AG.  https://doi.org/10.1007/978-3-319-50289-2_4 .

Kostoff, RN, Goumenou, M., Tsatsakis, A., 2018. El papel de las combinaciones de estímulos tóxicos para determinar los límites de exposición segura. Toxicol Rep. 5, 1169-1172. 

https://doi.org/10.1016 / j.toxrep.2018.10.010. eCollection 2018

Lerchl, A., Klose, M., Grote, K., Wilhelm, AFX, Spathmann, O., Fiedler, T., et al., 2015. Promoción tumoral por exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia debajo de ex límites de postura para los humanos. Biochem. Biophys Res. Commun. 459 (4), 585-590 .

Levitt, BB, Lai, H., 2010. Efectos biológicos de la exposición a la radiación electromagnética. emitido por las estaciones base de la torre celular y otros conjuntos de antenas. Reinar. Rev.18,369–395.

Li, Y., Héroux, P., 2014. Los campos magnéticos de frecuencia extra baja alteran las células cancerosas a través de restricción metabólica Electromagn. Biol. Medicina. 33 (4), 264–275.  https://doi.org/10.3109 / 15368378.2013.817334 .

McRee, DI, 1979. Revisión de la investigación soviética de Europa del Este sobre aspectos de salud de Radiación de microondas. Toro. NY Acad. Medicina. 55 (11), 1133-1151 .

McRee, DI, 1980. Investigación soviética y de Europa del Este sobre los efectos biológicos de la micro-Radiación de onda. Proc. IEEE 68 (1), 84–91.

https://doi.org/10.1109/PROC.1980.11586. También.  https://www.avaate.org/IMG/pdf/mcree80_rev_soviet.pdf .

Melnick, RL, 2019. Comentario sobre la utilidad del estudio del Programa Nacional de Toxicología en los datos de radiación de radiofrecuencia del teléfono celular para evaluar los riesgos para la salud humana a pesar de críticas infundadas destinadas a minimizar los hallazgos de efectos adversos para la salud.

Reinar. Res. 168,1–  https://doi.org/10.1016/j.envres.2018.09.010 .

Michaels, D., 2008. La duda es su producto: cómo amenaza el asalto de la industria a la ciencia Tu salud, 1ª edición. Oxford University Press, Oxford, Reino Unido.

Miller, AB, Sears, ME, Morgan, LL, Davis, DL, Hardell, L., Oremus, M., et al., 2019. Riesgos para la salud y el bienestar de la radiación de radiofrecuencia emitida por los teléfonos celulares y otros dispositivos inalámbricos. Frente. Public Health 7, 223.  https://doi.org/10.3389/

fpubh.2019.00223 .

Mishra, SK, Chowdhary, R., Kumari, S., Rao, SB, 2017. Efecto de las radiaciones de los teléfonos celulares. sobre estructuras orofaciales: una revisión sistemática. J. Clin. Diagn. Res. 11 (5), 5.

Obajuluwa, AO, Akinyemi, AJ, Afolabi, OB, Adekoya, K., Sanya, JO, Ishola, AO, 2017. La exposición a ondas electromagnéticas de radiofrecuencia altera la acetilcolinesterasa Expresión génica, comportamiento relacionado con la exploración motora y exploratoria en ratas macho. Toxicol Rep. 4, 530–534 .

Oreskes, N., Conway, EM, 2011. Comerciantes de la duda: cómo un puñado de científicos Obscureció la verdad sobre los problemas del humo del tabaco al calentamiento global. Bloomsbury Prensa, Nueva York, NY .

Pall, ML, 2016. Los campos electromagnéticos de frecuencia de microondas (EMF) producen una amplia difusión efectos neuropsiquiátricos, incluida la depresión. J. Chem. Neuroanat 75, 43–51.

Pall, ML, 2018. El wifi es una amenaza importante para la salud humana. Reinar. Res. 164, 405–416. Panagopoulos, DJ, 2019. Comparando el daño al ADN inducido por la telefonía móvil y Otros tipos de campos electromagnéticos artificiales. Mutat Res. Mutat Res. 781, 53–62.

Panagopoulos, DJ, Johansson, O., Carlo, GL, 2015. Teléfono móvil real versus simulado exposiciones en estudios experimentales. Biomed Res. En t. 2015, 607053.  https://doi.org/10.1155 / 2015/607053 .

Russell, CL, 2018. Expansión de telecomunicaciones inalámbricas de 5 G: salud pública y implicaciones ambientales Reinar. Res. 165, 484-495 .

Sage, C., Burgio, E., 2018. Campos electromagnéticos, radiación de radiofrecuencia pulsada y epigenética: cómo las tecnologías inalámbricas pueden afectar el desarrollo infantil. Child Dev.89 (1), 129-136 .

Sanders, AP, Schaefer, DJ, Joines, WT, 1980. Efectos de microondas en la energía metaboLismo de cerebro de rata. Bioelectromagnetics 1, 171-181 .

Sanders, AP, Joines, WT, Allis, JW, 1985. Efectos de onda continua, pulsada microondas sinusoidales de amplitud modulada en el metabolismo energético del cerebro. Bioelectromagnetica. 6, 89-97 .

Slesin, L., 2006. "Radiation Research" and the Cult of Negative Results. Noticias de microondas 31 de julio.  http://microwavenews.com/RR.html.

Thielens, A., Bell, D., Mortimore, DB, Greco, MK, Martens, L., Joseph, W., 2018.

Exposición de insectos a campos electromagnéticos de radiofrecuencia de 2 a 120 GHz. Sci. Rep. 8, 3924.  https://doi.org/10.1038/s41598-018-22271-3 .

Tsatsakis, AM, Docea, AO, Tsitsimpikou, C., 2016. Nuevos desafíos en la evaluación de riesgos de productos químicos al simular escenarios de exposición real; multi-productos químicos simultáneos Exposición a dosis bajas. Food Chem. Toxicol 96, 174-176.  https://doi.org/10.1016/j.fct. 2016.08.011 .

Tsatsakis, AM, Kouretas, D., Tzatzarakis, MN, Stivaktakis, P., Tsarouhas, K., Golokhvast, KS, Rakitskii, VN, Tutelyan, VA, Hernández, AF, Rezaee, R., Chung, G., Fenga, C., Engin, AB, Neagu, M., Arsene, AL, Docea, AO, Gofita, E., Calina, D., Taitzoglou, I., Liesivuori, J., Hayes, AW, Gutnikov, S., Tsitsimpikou, C., 2017.

Simulación de exposiciones de la vida real para descubrir posibles riesgos para la salud humana: una propuesta consenso para un nuevo enfoque metodológico. Tararear. Exp. Toxicol 36 (6), 554–564.  https://doi.org/10.1177/0960327116681652 .

Tsatsakis, AM, Docea, AO, Calina, D., Buga, AM, Zlatian, O., Gutnikov, S., Kostoff, RN, Aschner, M., 2019a. Efectos neuroconductivos horméticos de bajas dosis tóxicas de quimioterapia mezclas musicales en la simulación de riesgos de la vida real (RLRS) en ratas. Food Chem. Toxicol 125,141-149. 

 https://doi.org/10.1016/j.fct.2018.12.043 .

Tsatsakis, A., Tyshko, NV, Docea, AO, Shestakova, SI, Sidorova, YS, Petrov, NA, Zlatian, O., Mach, M., Hartung, T., Tutelyan, VA, 2019b. El efecto de la enfermedad crónica deficiencia de tamina y exposición a dosis muy bajas a largo plazo a 6 mezclas de pesticidas en Resultados neurológicos: un enfoque de simulación de riesgos de la vida real. Toxicol Letón. 315,96-106.  https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2019.07.026 .

Tsatsakis, A., Docea, AO, Constantin, C., Calina, D., Zlatian, O., Nikolouzakis, TK, Stivaktakis, PD, Kalogeraki, A., Liesivuori, J., Tzanakakis, G., Neagu, M., 2019c. Efectos genotóxicos, citotóxicos y citopatológicos en ratas expuestas durante 18 meses a mezcla de 13 productos químicos en dosis por debajo de los niveles de NOAEL. Toxicol Letón. 316, 154-170.  https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2019.09.004.

van Rongen, E., Croft, R., Juutilainen, J., Lagroye, I., Miyakoshi, J., Saunders, R., et al., 2009. Efectos de los campos electromagnéticos de radiofrecuencia en el sistema nervioso humano. J. Toxicol. Reinar. Salud-Parte B-Crit. Rev. 12 (8), 572–597 .

Yakymenko, I., Tsybulin, O., Sidorik, E., Henshel, D., Kyrylenko, O., Kyrylenko, S., 2016. Mecanismos oxidativos de la actividad biológica de radiofrecuencia de baja intensidad. ción Electromagn. Biol. Medicina. 35 (2), 186-202.

Zalyubovskaya, NP, 1977. Efectos biológicos de las ondas de radio milimétricas. Vrachebnoye Delo No. 3. P.  https://www.cia.gov/library/readingroom/docs/CIA-RDP88B01125R000300120005-6.pdf .


 

 

Autores del informe:

 

Aristides Tsatsakis

Profesor Titular de Toxicología (Universidad de Creta, Grecia)

Académico RAS (Academia Nacional de Ciencias de Rusia)

Miembro de la Academia de Ciencias Toxicológicas (ATS)

Miembro de pleno derecho de la Academia Mundial de Ciencias (FMWAS)

Maestría (Chem-Teckn), Doctorado (Org-Chem), ERT (Toxicol), DSc (Biol-Pharm)

Doctor Honoris Causa (F.E.F.U)

Doctor Honoris Causa (Mendeleyev)

Doctor Honoris Causa (Carol Dávila)

Presidente Honorario, Instituto Europeo de Medicina Nutricional (E.I.Nu.M.)

Profesor Emérito (F.F.Erisman)

Ex presidente y miembro honorario de la Federación de Sociedades Europeas de Toxicología (EUROTOX)

Presidente Honorario de la Sociedad Helénica de Toxicología

Miembro honorario de la Sociedad Búlgara de Toxicología

Editor de Toxicología Química de los Alimentos

Editor Jefe de Informes de Toxicología

 

Ronald N. Kostoff

Director del Instituto de tecnología de Georgia, EE.UU

Recibió el Doctorado y es Licenciado en ciencias aeroespaciales y mecánicas por la Universidad de Princeton en 1967. Trabajó en Bell Labs, Murray Hill, NJ, donde realizó estudios técnicos en apoyo de la Oficina de Vuelo Espacial Tripulado de la NASA y estudios económicos y financieros en apoyo de la sede de AT&T.

Inventó el Escudo Molecular en órbita (también conocido como Wake Shield), un concepto que fue pionero en la capacidad de alto vacío en órbita baja, actualmente explotado por todos los vehículos espaciales tripulados.

Su investigación inicial de aerobraking, informada en 1970-1971, fue pionera en el subcampo de transferencia de órbita asistida por aero de vehículos de transferencia orbital. En el Departamento de Energía de EE. UU., Albuquerque, NM, administró la División de Desarrollo de Tecnología Nuclear Aplicada, el Programa de Estudios de Sistemas de Fusión y el Programa de Tecnología Avanzada.

En la Oficina de Investigación Naval, Arlington, VA, fue Director de Evaluación Técnica durante muchos años. Inventó y patentó el proceso de Tomografía de base de datos, un enfoque de minería de datos textuales basado en computadora que extrae información relacional de grandes bases de datos de texto.

Sus intereses continúan girando en torno a métodos mejorados para evaluar el impacto de la ciencia y la tecnología, incorporando el uso máximo de las cantidades masivas de datos disponibles. Es autor de numerosos artículos sobre temas técnicos, de evaluación y minería de textos, y ha editado tres números especiales de revistas desde 1994.

 

Michael Aschner

Director del Centro de Toxicología de Einstein

Yeshiva University Departamento de Farmacología Molecular

Científico de mecanismos de neurotoxicidad inducida por manganeso

Señalización de dopamina en la susceptibilidad de la neurodegeneración dopaminérgica. Metales en el síndrome de piernas inquietas.

 

Paul Heroux

Científico con experiencia en física (BSc, MSc y PhD), ingeniería (15 años) y ciencias de la salud (30 años).

Comenzó su carrera investigadora en el Institut de Recherche d'Hydro-Québec en Varennes, Québec, un laboratorio electrotécnico de renombre internacional. Después de completar su formación con cursos en Biología y Medicina, se interesó en la salud pública y fue nombrado Profesor Asociado en la Facultad de Medicina de la Universidad McGill, donde es el actual Director del programa de Salud Ocupacional y también Científico Médico en el Departamento de Cirugía. del Centro de Salud de la Universidad McGill.

 


 

Informe Científico publicado en www.elsevier.com  febrero 2020


 IMAGEN UNETE PROYECTO QAE 5G