La ministra para la Transición Ecológica autoriza la búsqueda de gas al gobierno Vasco

Ni emergencia climática, ni proteger al Medio Ambiente ni nada que se lo parezca. La Ministra-alarmista con su cambio climático ha autorizado al gobierno Vasco a perforar en Álava para la búsqueda de pozos de gas, algo que ya la pasó factura política con el caso Castor.

El miércoles 27 de noviembre se publica en el BOE la resolución de la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental dependiente del Ministerio en torno a las posibles consecuencias medioambientales que pueda provocar el sondeo exploratorio. Y la conclusión es que no se producirán impactos ‘adversos significativos’, al entender que, si la empresa que realice los trabajos respeta al máximo las exigencias y precauciones que contempla el proyecto, «quedará adecuadamente protegido el medio ambiente y los recursos naturales».

El proceso de búsqueda y localización genera emisiones de gas metano a la atmósfera, siendo 30 veces más contaminante que el CO², lo cual al parecer a la Ministra-alarmista no la preocupa ni a su personal proyecto de criminalizar al ‘gas de la vida’ como causante de todos los males medioambientales. El CO² es un componente básico y fundamental para la vida humana en el planeta, así como al resto de los seres vivos. Sin embargo desde que la ONU inició su personal campaña de persecución contra este gas, los gobiernos de medio planeta solo piensan en los altos niveles de recaudación que esto va a suponer en impuestos mediambientales.

El estudio señala que en la zona no se localizan lugares de interés geológico a menos de 900 metros y . Además, el entorno del futuro pozo tampoco está incluido en una red de espacios naturales protegidos del País Vasco, si bien sí está dentro del perímetro del Parque Natural de los Montes de Vitoria, plan cuya aprobación previa entrada en vigor, sin embargo, todavía está en fase de tramitación.

La declaración favorable del proyecto para explorar la existencia de gas en Álava ha recibido, sin embargo, el rechazo de los colectivos ecologistas y de varios partidos políticos. Así, el sindicato ELA ha recogido en pocas horas más de 2.000 firmas como muestra de rechazo a esta iniciativa del gobierno vasco, y avalado por el ministerio para la Transición Ecológica quien, a la vista de la autorización publicada en el BOE, demuestra su nulo interés verdadero por el medio ambiente en España.


 



 

BOLETIN

Suscripción Boletín Noticias Plataforma QAE

0
Shares

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que das tu consentimiento y aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies. .