Las solicitudes para conectar fotovoltaica a la red superan los 110.000 MW en solo cuatro meses; el 92% son empresas

 

 

Red Eléctrica de España (REE) tiene en tramitación solicitudes de proyectos de renovables para incorporar electricidad a las redes de transporte y distribución por más de 142.000 megavatios (MW), de los cuales 109.300 MW (el 77%), corresponden a instalaciones fotovoltaicas. Sin embargo, solo el 8% de estas solicitudes corresponden a particulares para uso doméstico.

Según datos basados en cifras del operador, otros 30.556 MW corresponderían a peticiones para eólica, 380 MW para termosolar y 2.130 MW a otras tecnologías renovables. Actualmente, la potencia instalada en el territorio nacional, englobando el sistema peninsular y los sistemas no peninsulares, supera los 100.000 MW.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) prevé para el año 2030 una potencia instalada en el sector eléctrico de 157.000 MW, de los que unos 50.000 MW serán eólicos y 37.000 de solar fotovoltaica. Está claro que algo no se está haciendo bien.

De esta manera, la avalancha de peticiones existente para incorporar nueva potencia renovable supera de largo las previsiones de unos 65.000 MW 'verde' que el Gobierno prevé que se incorporen a lo largo de la próxima década.

Hace unos meses, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ya advirtió de la necesidad de "atajar" la especulación existente con los puntos de conexión para futuros proyectos renovables.

En la memoria de la propuesta de circular por la que se establece la metodología y condiciones del acceso y de la conexión a las redes de transporte y distribución de las instalaciones de producción de energía eléctrica, el regulador ya señalaba que al pasado mes de abril existían ya cerca de 50.000 megavatios (MW) con permisos de acceso y conexión a la red de transporte concedidos, correspondientes a proyectos de instalaciones que aún no se han puesto en servicio y que permitirían cumplir ya por sí mismo el objetivo de instalación de nueva potencia de producción de origen renovable previsto en el PNIEC para 2030 del Gobierno.

Así, el regulador advertía de que existía "el riesgo" de que algunos de los titulares de estos permisos no tuvieran interés real en el desarrollo y puesta en marcha de las instalaciones, "sino en obtener un beneficio con la transmisión de los permisos".

Así, subrayaba que esta especulación provocaba un acaparamiento de puntos de conexión que impedía a otros promotores desarrollar proyectos renovables viables.

Con este panorama tan desolador, se demuestra una vez más que la generación de electricidad por parte de la ciudadanía se ve interrumpida tanto por la mafia eléctrica, como por las instituciones públicas y el propio gobierno.

El famoso ‘impuesto al sol’ ha desaparecido del BOE, pero sigue funcionando en el día a día.


 

ÚNETE A LA DENUNCIA DE LA PLATAFORMA CIUDADANA

CONTRA LAS COMPAÑÍAS ELÉCTRICAS


BOLETIN

Suscripción Boletín Noticias Plataforma QAE

0
Shares

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que das tu consentimiento y aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies. .