Electricidad Sucia; Salud a cambio de nueva Tecnología

 

Antes del cableado eléctrico iniciado en 1880 se produjo la luz eléctrica, el calor y procesos productivos. Las únicas fuentes de Campos Electromagnéticos (CEM) a las que era expuesto el ser humano era el campo magnético estático de la tierra y los relámpagos del espacio exterior. Sin embargo llegó la nueva tecnología del Siglo XXI para comenzar una catástrofe sanitaria que todavía hoy desconocemos su alcance y consecuencias.

Pero ¿qué pasa ahora con las otras fuentes de campos electromagnéticos? La electrificación de nuestro planeta ha traído comodidad a los hogares, pero según el epidemiólogo Dr. Samuel Milham,  también se debe pagar por ello, y al parecer, el precio es demasiado alto y  no se refiere a la factura que se recibe mensualmente, sino una factura sobre nuestra salud.


El Doctor Milham, advierte sobre la existencia de una conexión entre campos electromagnéticos y las enfermedades de nuestra civilización, como son el cáncer, las enfermedades cardiovasculares y diabetes. Según su propio informe, investigó cientos de medios ambientes y enfermedades ocupacionales y ha publicado decenas de artículos. Él cree que la "guerra contra el cáncer" sufre de una falla, porque las personas han perdido la clave cancerígena.

En su libro, "Dirty Electricity": La Electrificación y las Enfermedades de la Civilización", Samuel Milham señala como uno de los principales causantes de enfermedad y mortalidad a la electricidad, a los campos electromagnéticos omnipresentes producidos por radio frecuencia, radiación de teléfonos celulares y antenas terrestres, como también el acceso a Internet por banda ancha Wi-Fi y Wi-Max, líneas eléctricas y dispositivos electrónicos domésticos comunes.

En el año de 2005, 16 de 137 empleados fueron diagnosticados con 18 tipos de enfermedades oncológicas. Entre los niños, el número de pacientes oncológicos alcanzó a algunas docenas.

¿Qué es la "electricidad sucia"? Son los efectos secundarios de los modernos dispositivos electrónicos energéticamente eficientes y de los electrodomésticos, como computadoras, refrigeradores, televisores, artefactos inalámbricos, Contadores digitales de electricidad y otros dispositivos. La electricidad limpia tiene una curva de sinuosidad suave, que oscila entre 50 a 60 veces por segundo, que es la frecuencia de 50-60 Hz. Tal campo electromagnético es seguro para los seres humanos. La electricidad sucia es la contaminación electromagnética generada entre los procesos de transición y armonía, que tienen una frecuencia de 4000 a 100.000 Hz. Según Samuel Milham, esto es extremadamente perjudicial.

El Doctor Milham llegó a la escuela afectada y tomó las lecturas de campo por varias horas. Sorprendentemente, en algunas clases, se encontró con ráfagas de contaminación electromagnética que superaban la capacidad de medición en la lectura del medidor. Fue un descubrimiento sorprendente. De acuerdo a los cálculos realizados, la presencia de electricidad sucia en las escuelas aumentó el riesgo de cáncer en un 64%. En un año, en la escuela aumentó en 21% la probabilidad de enfermedades.

La probabilidad de contraer melanoma en los profesores, cáncer de tiroides y cáncer uterino, fue 13 veces superior al promedio. Para el crecimiento de los niños, estos riesgos son aún mayores. En Rusia, se informa que los peligros de los campos electromagnéticos se conocen desde los días de la Segunda Guerra Mundial. Los operadores de la estación de radar se quejan con frecuencia de los síntomas asociados con el síndrome de hipersensibilidad eléctrica. Poco a poco, nuevos datos sobre los virulentos efectos de los campos electromagnéticos comenzaron a crecer.

En 2007, un prestigioso grupo de trabajadores científicos y activistas en el campo de la salud en Estados Unidos, Suecia, Dinamarca, Austria y China, publicó un informe de 650 páginas, refiriéndose a más de 2000 estudios que han demostrado efectos nocivos de los EMF.

Se constató que el efecto a largo plazo de la radiación, incluso de bajo nivel, como en los teléfonos móviles, puede causar varios tipos de cáncer, afectar el sistema inmunológico y promover el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer, demencia, enfermedades del corazón y muchos otros.

David Carpenter, médico, director del Instituto de Salud y Medio Ambiente en la Universidad de Albany, dijo: Ahora tenemos una enorme cantidad de pruebas, y cada día obtenemos más. ¿Cómo se produce la contaminación electromagnética?

Para un no especialista es difícil entender todas las complejidades y misterios de la electricidad. “Pero vamos a intentar explicarlas en un lenguaje sencillo. Imagínese un imán. Como ustedes saben, cargas opuestas se atraen y cargas del mismo signo se repelen entre sí. Cuando se cambia al potencial opuesto, los electrones en nuestros cuerpos se mueven en una dirección u otra”.


Este cambio de potencial ocurre miles de veces por segundo, por lo que los electrones en nuestros cuerpos vibran a la par con este ritmo, señala el informe.

Todas las células en nuestro cuerpo utilizan señales eléctricas para intercambiar información. El intenso campo electromagnético externo induce caos en las interacciones intercelulares y conduce a diversos problemas. Por ejemplo, las células del páncreas segregan insulina en un momento inadecuado, y por una señal equivocada podría suprimir la respuesta inmune, en un punto clave.

Cada célula, tejido y órgano del cuerpo transmite información a través de las corrientes eléctricas. Si la "electricidad sucia" o campos electromagnéticos interfieren allí, aparecerán diversos problemas. Por lo tanto, los síntomas de exposición a la "electricidad sucia" pueden incluir trastornos del sueño, dolor muscular y en articulaciones, agotamiento físico y mental, dolor de cabeza, náuseas, pérdida de habilidades mentales, irritabilidad, adormecimiento y hormigueo, fiebre y otros. Con una exposición más prolongada puede aumentar el riesgo de enfermedades La última degeneración.

Han pasado más de cien años desde el inicio de la electrificación, pero todavía no nos hemos dado cuenta de esto. Irónicamente, ya pasamos por algo similar. La humanidad ha encontrado el mismo pensamiento, en el momento cuando apareció la emisión de rayos X.



 

  

BOLETIN

Suscripción Boletín Noticias Plataforma QAE

Este sitio web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que das tu consentimiento y aceptas su uso. Para más información, consulta nuestra política de cookies. .